Redes Sociales seguidores

05 Dic ¿A cuánto está el kilo de seguidores?

Afortunadamente hoy día las cosas están cambiando pero todavía los hay —y no son pocos— que cuentan los ‘Me Gusta’ de Facebook o los seguidores de Twtiter para calibrar el éxito de su negocio en internet. No cabe duda que para llegar más lejos lo primordial es que haya alguien al otro lado de nuestro ordenador esperando ese mensaje, pero no vale todo.

El kilo de seguidores salía muy barato hace algún tiempo. La compra de seguidores era la técnica más rápida y eficaz cuando el jefe de turno llegaba el viernes al Community Manager ensebándole unas cifras planas que le daban el fin de semana. Pues dicho y hecho. Era tan sencillo como sacar la tarjeta de crédito, y comprar unos cientos de seguidores que asegurasen la cesta de Navidad de la empresa. Pero claro, seguidores de China, Indonesia, Pakistán,… ¿De qué sirve tener 3.000 seguidores si el 95 por ciento no sabe ni hablar castellano?

No hace falta ni responder a eso. Es obvio que tiene mucho más valor ganarse al público a base de esfuerzo y eso requiere muchas veces esperar a que lleguen los frutos,, algo que no lo llevan nada bien los jefes. Pero una buena estrategia de Social Media Plan y la elección correcta de las redes sociales donde realizar nuestras comunicaciones nos ayudará a encontrar una red fiable y fiel de seguidores, que deberían convertirse en potenciales clientes de nuestra marca, bien a través de venta o como fieles transmisores de nuestra imagen.

En el marketing 3.0 prima la interacción, la respuesta ante los estímulos que lanzamos a nuestros ‘followers’. Si tienes muchos seguidores en la cuenta de empresa pero las publicaciones caen en saco roto algo pasa. Investiga si antes de tu llegada hubo un Community que pudiera echar mano de la compra de falsos ‘followers’ ante las presiones. Echa un vistazo a  la procedencia de tus ‘amigos’ en las redes sociales y si son de fuera y tu mercado es nacional… mueve ficha. Toca empezar de cero porque tu masa social es nula. Ingenio y ¡hacia adelante!

Shares
No Comments

Post A Comment